sábado, 24 de junio de 2017






Música para el fin de semana. The Wedding Present. Porque why not.

Por lo demás, bien. Poco más o menos. Acalorados, agotados, perplejos: lo que viene siendo un verano intensito (y eso que acaba de empezar).

La semana ha sido rara, pero con visitas chispeantes (C) y noticias buenas (Mer), además de algún aviso de cambios futuros que ya veremos en qué quedan. Los días se hacen largos y pesan: van haciendo falta unas vacaciones.

Leyendo: esto de aquí abajo...


(Además de Alack Sinner, ya lo dije, y de Peanuts: ¡he llegado a 1999, esto se acaba!)


Días tranquilos en el edificio Baxter.

jueves, 22 de junio de 2017



Ya se ha hecho público el cartel de la próxima Semana Negra de Gijón, y es tremendo. Lo firma Carme Solé.






Rerun va teniendo más y más presencia, más allá del asiento trasero de la bici de su madre. (Aquí con guiño cinematográfico.)



Peanuts, 1995.

miércoles, 21 de junio de 2017

lunes, 19 de junio de 2017


Sopla un viento de tormenta (sin una gota de agua y con mucha tierra). Algún relámpago he visto.

Esta mañana he cerrado reserva de hotel: el mes que viene pasaré unos días en Gijón. La Semana Negra cumple treinta años, treinta.

Esta tarde ha venido C de visita, y eso siempre me pone de buen humor.

Y, al llega a casa, nuevo vídeo de Ter.

Día completo, día Comansi.

domingo, 18 de junio de 2017


Leyendo:


Alack Sinner, de Muñoz y Sampayo. (Que es, en buena medida, releer, pero también mirar de otra manera después de tanto tiempo. Y recuperar el asombro.)


Por lo demás, las chicas están bien (y eso me pone de buen humor).

(Natacha Bustos y su Moon Girl, una maravilla.)







sábado, 17 de junio de 2017





Música para el fin de semana. Slowdive han vuelto y, bueno, yo creo que son una banda sonora ideal para estos días de lento infierno casi veraniego.

El sábado pasado al final me acerqué al Retiro, y pude saludar a Luis Alberto de Cuenca, que parecía derrotado por el calor pero se recompuso con su habitual afabilidad y estuvo encantador. Saludé también a Ricardo Dibbuks, hiperactivo como de costumbre, y al amigo FHNavarro, que andaba también por allí. Charlé un rato largo con Ángel de la Calle, y con Jesús Moreno, Álvaro Pons, Rocío Ayuso y Raúl García (hacía igual veinte años que no veía a estos dos). Buena gente toda.

El resto de la semana bien, gracias.

Días tranquilos en el edificio Baxter. (Y mañana, más.)