sábado, 18 de febrero de 2017




Música para el fin de semana, que parece que empieza con solecito y buena cara. Stereo Total son maravillosos, una leyenda pOp. Muy capaces de adelantar la primavera a base de saltitos, guiños y guitarras de juguete.

¿La semana? Bueno, no fue mal. Con independencia del carnaval de tribunales y sentencias "edificantes" (ay, madre). Estos últimos días ha habido su jaleo en el Marco Incomparable, con más gente de lo habitual (sobre todo más ruidosa, que es lo peor). Y en el edificio Baxter, drama informático: después de diversos incidentes ha habido que extirpar el Chrome, que se colgaba de mala manera, lo atascaba todo y me ponía, además, muy nervioso. Todo en orden ya.

Por lo demás, bien. En transición, por así decir. A ver si acaso.

miércoles, 15 de febrero de 2017

Ay, el tiempo vuela...
Y aquí Snoopy preconiza lo que serán las redes sociales en general e Instagram en particular...
Curiosa, esta leyenda internacional de la dichosa ardilla que, en otro tiempo, no se bajaría de los árboles para cruzar el país...
Pues sí, esto me pasa mucho también a mí, Patty...
A Sally no le gusta el coco...
(Ay, San Valentín...)



Peanuts, 1983.

sábado, 11 de febrero de 2017



Música para el fin de semana. Como cada poco tiempo, Yo La Tengo, grupo fetiche de la casa. Una sesión suave suave para un sábado lluvioso.

Veo por la ventana que hay movimiento fuera. Desde bien temprano se ha visto hormigueo de gente en la calle. Unidades móviles de televisión (¿se llaman así todavía?) con sus parabólicas apuntando al cielo. Un par de carpas chiquitas aquí, justo enfrente, no sé si para vender merchandising morado. Paraguas que van y vienen.


(Paraguas. Esto me recuerda que hay que poner una lavadora.)


Por lo demás, bien. Toca trabajar el fin de semana, y con la lluvia se va a poner imposible el Marco Incomparable.


viernes, 10 de febrero de 2017

Pues nada, que está nevando flojto, pero nevando.

El fin de semana habrá lío por aquí (¡Vistalegre2, el retorno!), pero yo lo pasaré en el Marco Incomparable, que también tiene lo suyo.

Ando viendo estos días Scott and Bailey, un policial británico muy bien escrito, de esos que solo allí se saben hacer. Y ando leyendo Años felices, de Gonzalo Torné, que es un libro en el que cuesta un poco entrar si uno lee en trayectos cortos, pero que luego se disfruta mucho y bien.


Por lo demás, poca cosa. (Bueno, sí: en lo que he tardado en escribir esto, ha dejado de nevar. ¡Bah!)

domingo, 5 de febrero de 2017







En 1982, la familia de Snoopy crece.





Peppermint Patty y el Día de la Madre... so sweet!









Peanuts, 1982.

sábado, 4 de febrero de 2017

Una frase para el recuerdo, ayer:

Los dos pilares de mi vida son la opulencia y el odio.

Amor eterno.

(Amor y cohetes, XaimeH, you know)



 








Música para el fin de semana. Las Odio. Con ese nombre y su actitud desenfadada y llena de guiños, cómo no vamos a quererlas.

¿La semana? Bien, gracias. Encuentros y reencuentros, ya dije. Un poco cansado: después de un mes sin salir de casa y en zapatillas, la vuelta al servicio activo le pasa factura hasta a Batman. (Menos mal que está la Liga de Señoritas Extraordinarias. Con ellas, todo es más fácil.)

Poco más. Hoy hemos amanecido un poquito apocalípticos, con el viento. El balcón parece una zona de catástrofe.

Días tranquilos en el edificio Baxter.